Edicto

Textos irrevocables
gobiernan nuestros actos;
leyes y sentencias
dirigen nuestro andar
e incluso la palabra
que por temor callamos
o gritamos,

¿Por qué, entonces,
no entregar toda la potestad
de la vida azarosa
al cifrado poema?

Diego Rodrigo Echeverry

Untitled Document